lunes, septiembre 24, 2007

Diez discos

Como estoy un poco instrospectivo últimamente en el blog, aprovecho para rescatar una lista con diez discos que me han marcado. El año pasado "jugamos" a hacer dicha lista, y echándole un nuevo vistazo creo que siguen estando, sino entre los diez, pues ahí andarán. Estas cosas van con los estados de ánimo


Guns’n’Roses: Appetitte for Destruction
Uno de los grupos más macarras de siempre: un cantante que salía a tocar en gallumbos y con un calcetín en el paquete, un guitarrista con chistera y pecho (depilado, eso sí) descubierto, un batería rubio de bote y un bajista que no despegaba la mirada del suelo ni para afinar el instrumento (sólo para echar algún lapillo al personal).En buena parte esta actitud hace que la escucha del CD sea un constante mover la cabeza de un lado para otro así convulsionadamente, desde el primer corte “Welcome to the jungle”. La mezcla de temas más potentes “You’re crazy”, “Paradise city”, con baladas como “Sweet child of mine” (“Mi dulce niña”, la traducción hace que parezca el titulo de una canción de Luis Miguel, aunque tenga el riff de guitarra más bacilón de la historia de los riffs bacilones).


Albert Pla: No sólo de rumba vive el hombre
Albert Pla es uno de mis personajes favoritos. Librepensador, creativo, genial, torturado. ¿Es así o es una pose? Realmente me da lo mismo, yo no tengo que vivir con él. En este CD se incluyen historias delirantes, de una calidad literaria indiscutible como “Enterrador de cementerios” o “Calle mayor”, con un ritmo rumbero al alcance de muy pocos. Ni estopa, ni el melendi ni ninguno de esa peña le llega a la altura de la suela de los zapatos, por mucho que lo intenten

Jeff Buckley: Grace
No puedo decir mucho más sobre este disco, tan sólo que me parte el alma. Un artista con mayúsculas, un cantautor capaz de tocar la guitarra como Van Halen, en este su único disco en estudio. Temas ultrapersonales que me llegan adentro

Extreme: III sides to a story
Un CD tremendamente incomprendido, es el caso del grupo al que una canción le hunde por completo. La baladita “More than words” les llevó a ser conocidos mundialmente y, a la vez, enterrados para la audiencia del estilo que mejor dominaban: el funky metal.Supongo que esta crisis de identidad entre el público y ellos les llevo a hacer este disco. Se trata de una obra conceptual de grandes partes: la primera titulada “yours” incluye temas roqueros y guitarreros que te hacen mover el culo y la cabeza a lo Wayne’s world. Ninguno es desdeñable, aunque mi favorito es “Cupid’s dead”, con un solo de guitarra funky imposible de tocar (llevo más de diez años detrás de él)La segunda parte tiene temas más poppy, permitiendo que tu oreja se relaje un poco. Las letras son más íntimas también, hablando de temas como la relación con los padres o la postura que toman respecto al mundo (“Stop the world”, por ejemplo)Y la tercera parte se titula “The truth” y es toda una suite de 22 minutos con tres partes que van desde un funky “soft” a incluso tocar un vals. ¿Cómo les salió la cosa?.No vendieron casi nada, pero el disco merece ser escuchado

Kiko Veneno: Échate un cantecito
El disco que sacó a Kiko de la oficina de la Diputación de Sevilla y lo puso a hacer lo que siempre había querido hacer: vivir de la música. Este disco me lo sé de cabo a rabo, creedme si os digo que no me hace falta ni mirar la carátula para recordar todas las canciones, las letras y hasta los acordes de las canciones. “lobo lópez”, “Soy mensajero”, “Echo de menos”, “Me siento en la cama”, “Fuego”, “salta la rana”, “Superhéroes de barrio”, “Reír y llorar”… “En un mercedes blanco”No hay nada que le sobre, nada que le falte. Este disco ha marcado, para bien o para mal, la senda de una gran parte de la música española. Y, personalmente, de la manera de dar la paliza a los colegas por mi parte con la puñetera guitarrita

Radiohead: OK Computer
Cuando parece que ya lo has escuchado todo, entonces va y te sorprenden. Un album conceptual, redondo, nostálgico, irónico, a veces desgarrador. “Paranoia Android” y “No surprises”, dos hitos musicales en mi vida

Jimi Hendrix: Bold as love
Supongo que es mi album favorito de Jimi porque fue el primero que me compré, el que compré con mi único sueldo ganado por jugar a baloncesto. De todos modos, Jimi era un visionario capaz de emocionar con temas como el propio “Bold as love”; o“Little wing” o “Castles made of sand”, que son todo un viaje más que dos canciones, con una producción increíble para una época sin PCs ni mandingas

Stevie Ray Vaughan: Texas flood
Poco puedo decir de Stevie: puro power blues. Emoción en cada nota, revolución del blues. Y a pesar de morir joven, ha conseguido que muchos imitadores se ganen bien la vida. Tremendos temas instrumentales, puro sentimiento. Un accidente de helicóptero se lo llevó.

Red hot chili peppers: Blood sugar sex magik
Este disco me hace mover la cabeza desde el primer segundo. No tiene ningún tema desdeñable, pero quien no conoce “Under the bridge” o “Give itAway”?Especialmente cachonda la versión de “They’re red hot”, un tema del blues man Robert Johnson de los años 20 (sí, ese tío del que se dice que vendió su alma al diablo para tocar la guitarra… todo un personaje)

Queen: A night at the opera
A pesar de que este disco se conoce por “Bohemian Rhapsody”, es mucho más que eso (y aunque sólo fuese por esa canción ya merecería estar aquí). Queen era un grupo tan heterodoxo que se permitía mezclar en este disco gospel con heavy sin solución de continuidad, o tocar baladas como “Love of my live”, o temas dixieland como “Good company” por ejemplo. Es cierto que tiene muchos críticos ¿Comerciales? Sí ¿Es eso malo? No tiene porqué. Quien dice que Queen es un grupo puramente comercial no ha escuchado temas como “The prophet’s song”…

9 comentarios:

Sylvie dijo...

Coincidimos en algunos, aunque gustar, me gustan la mayoría de los que has puesto.

Joder...y luego dices que a mi me sobra el tiempo!!!...

¿corres Sueca este finde?

besitos.

rafa dijo...

buena selección, xato, como ya te dije una vez, o dos.
Me gusta sobre todos los demás el comentario acerca el disco de Extreme, pues es un disco que a mi, personalmente, me cansó de tanto oírlo.

Correoradelamuerte dijo...

¿Mover la cabeza? ¿Como para tener agujetas en el cuello? A unos amigos heavys les pasaba eso...
Me gusta tu eclecticismo :)

Rafa el Piltrafa dijo...

Sylvie, a mi el tiempo se me sale por las orejas, y a la vez se me escapa.
Me han hablado muy bien de la carrera de Sueca, pero estoy "enganchado" al Circuito de la Dipu y me toca Albaida (creo). Igual no va nadie y gano, jejeje

rafa, es lo que tengo, una vez que entras y va y te pongo un refrito... con lo que me cuidáis!!

correora, es lo que tiene estar horas y horas y años y años con los auriculares puestos, te quedas sordo pero escuchas de todo. Yo de heavy no doy el pego, de todos modos (por la cabellera , se entiende) :-)

Airin dijo...

Me quedo con Guns’n’Roses y mis agujetas en el cuello :-p

Alicia Liddell dijo...

Jeff Buckley ... no me haga llorar por favor.
¡Qué portento! ¡Qué talento! ¡Qué injusto!

Rafa el Piltrafa dijo...

Airin, viendo la lista de canciones en tu reproductor del blog sabía que te molaría ese disco, jejejeje

Jeff Buckley era un artistazo. No es una escucha fácil, de usar y tirar, pero cuando entras en su música, ufff... Un virtuoso que no alardeaba de ello, con una sensibilidad especial, estoy contigo. Siempre nos dejan los mejores, gracias por el comentario, alicia

Nacho Sapena - Periodista dijo...

Por encima de todos el maestro Hendrix y luego Queen y Guns, sin duda. Excelente selección.

nennella dijo...

Juer! es muy difícil hacer una selección así!! Teniendo en cuenta que todavía estoy conociendo muuuucha música de la que se suponía básica.. aysh!