sábado, diciembre 22, 2007

Y ahora a esperar para poner rumbo a otro lugar...

Ya terminé la sustitución en el Instituto de Reus. Ahora sólo queda esperar hacia donde marcharé. Me ha gustado ser profe, es complicado, pero también se te mete un gusanillo la mar de adictivo.

Por si alguno de mis alumnos de bachillerato me lee, tengo presente la promesa del autógrafo - foto, un poco de paciencia, ¿vale?

Y mañana, la segunda media del año, y de mi vida: Paiporta - Picanya, seguramente pasada por agua, pero rodeado de muchos amigos y con la sana intención de disfrutar de los kilómetros y de su compañía.

7 comentarios:

David Rodriguez dijo...

Hola Rafa soy David de Castellon espero que mañana no llueva y os salga bien la carrera,mi entrenador hace el 10.000 ya que hizo la media de la vall de sego,bueno lo dicho suerte en todos los aspecto mañana,un saludo

Pilt Rafa dijo...

Hola David!
Muchas gracias, creo que un poco de lluvia tampoco vendrá mal, ¿no?. A ver cómo amanece...
Paciencia con tu lesión!

Pablo dijo...

¡Ánimo! En unos meses tendrás hambre de maratón, me da.

Correoradelamuerte dijo...

Tarde para desearte feliz carrera. Bueno, no; que hayas disfrutado kilóoometros de compañía :)

Pilt Rafa dijo...

Gracias Pablo, correora! No creo que mi cuerpo de para más de lo que hago... que ya está bien eh?

La maratón no me llama para nada, la verdad.

Pau dijo...

Si es que aunque parezca increíble enseñar es adictivo...quién nos lo iba a decir hace diez años ¿verdad? Suerte en tu nuevo destino

Pilt Rafa dijo...

Totalmente Pau, quien me lo iba a decir hace nada de tiempo...

Gracias!! A ver cuando sé algo. De momento sigo de alta, hasta mañana (supongo)...