miércoles, julio 23, 2008

Modorra y zapas

El sábado pasado conseguí vencer a la modorra veraniega y bajé a Jérica para correr su Vuelta a Pie. Tras un pequeño incidente con un pequeño niño aspirante a asesino a sueldo, nos dispusimos bajo el calor de julio, con la charanga animando el cotarro, y puntualmente salimos a correr como locos por la carretera que une Jérica con Novaliches, con unos tobogancillos de lo más divertidos. Un par de centenar de corredores, pero muy preparados, la verdad. Corrí bastante rápido para mi nivel, me encontraba bastante bien, a pesar de la comilona típica del sábado, y aún así no llegó mucha más gente después mío.

El domingo, totalmente amodorrado, decidí a última hora pasarme por la Volta a Peu de la Pobla de Vallbona, donde me pasó tres cuartos de lo mismo. Es reconfortante ver cómo vas progresando en esto del correr, porque la referencia es contigo mismo, el recorrido era igual al del año pasado, y esta vez me encontré mucho mejor yendo más rápido, acabando con esa sensación de velocidad tan agradable.

Meanwhile, in the real world…

Levante-EMV.com » Comunitat Valenciana - 23 julio 2008

- “FGV desguaza el metro del accidente con permiso de la jueza pero con dos recursos pendientes”

- “Karadzic ejercía de curandero”

3 comentarios:

Estrella dijo...

mmm... mucho tute, mucho tute ¬¬ ...
recuerda que en tu caso el límite lo has de poner no tu cuerpo, presisoso! ;)

Pablo*NSN dijo...

Es que muchas carreras llamadas "populares" al final no lo son tanto (y en tu Comunidad aún menos)... Pero al final lo que cuenta es cómo vas mejorando (sin dejar de sisfrutar).

Lo de las noticias ésas... igual que tú: sin comentarios.

Pilt Rafa dijo...

Estrella, mucho tute, si eran 5 km de nada! Tranquilamente, aunque con alegría en las piernas y sin fatiga... :-)

Ya te digo Pablo, en esta zona se corre mucho y muy rápido... otra cosa es cuando se ponen cuestas (corren menos , pero más rápido aun :S)

Las noticias, uf, y eso que las de F1 me dan hasta palo ponerlas. Luego el asesino reconvertido en curandero, vaya sarcasmo

Buenas vacaciones!