jueves, septiembre 10, 2009

Correrías previstas

Siguiendo con la serie de entradas que podríamos titular como “Buenos deseos para el nuevo curso” (qué manía de ponerme constantemente deberes, por cierto); he decidido que esta temporada de otoño e invierno sea la del retorno de las saludables costumbres hacia mi persona: esto significa ponerme a entrenar, pero como no soy muy disciplinado que digamos, la única manera de hacerlo es planteándome objetivos que cumplir o superar.

Así que las grandes citas a preparar próximamente son dos: la primera, la media maratón de Valencia, que este año se celebra el 22 de noviembre. En la edición del año pasado conseguí mi mejor marca en media maratón, y la intención es superarme este año. Dada la atracción que todos sentimos hacia redondear, he fijado el objetivo en bajar de 1:50, lo que supondría mejorar el crono en casi 4 minutos. ¿Realista?, ahora mismo no; pero me quedan 10 semanas para ponerme a ello.

La intención es salir a entrenar 3-4 veces por semana durante este calendario (actualmente estoy haciéndolo 1 o ninguna, ya lo sé, fatal), e ir aumentando las distancias progresivamente.

Después, un poco de relax con las navidades y todo el marisco que ellas traen consigo para preparar la segunda cita del invierno, la media maratón de Barcelona a principios de febrero, una carrera que me apetece desde hace tiempo y que, aprovechando la logística de la que dispongo en la ciudad condal, creo que asaltaré en el 2.010.

Entre medias, lo que vaya saliendo. Las clásicas carreras cortas del circuito popular de Valencia, voltas a peu variadas, incluso estoy pensando en marcharme a Montpellier para correr los 20 km. del 29 de noviembre, y así hacer visitas a amigos pospuestas demasiado tiempo.

Todo esto está muy bien, pero el hecho es que lo principal es quitarme la pereza de encima, y establecer una rutina de salir a correr, unos horarios más o menos estables, etc.

¡Seguiremos informando!

3 comentarios:

Pablo*NSN dijo...

Los 20km de Montpellier tienen la desventaja de que se celebran sólo 7 días después de la medida de Valencia... aunque quizás eso es tambien una ventaja, porque por más que te empeñes, te será imposible perder la forma alcanzada para la media maratón! Y además Montpellier es una ciudad muy agradable (y supongo que aún más si tienes gente allí).

Lo de rebajar 4 minutos en la media me parece por lo demás un objetivo bastante razonable. ¡Ánimo!

Pilt Rafa dijo...

Vaya Pablo, el corrector de Word me jugó una mala pasada, gracias por la corrección ortográfica.

Montpellier debe ser chulo en esa época del año (realmente no tengo ni idea de si lo es o no, pero me gusta cómo suena la frase).

No creas, que si me pongo, pierdo la forma en menos de una semana. Lo mejor de hacerlas tan seguidas es que no tendría más que salir un día a entrenar entre medias, y si me sale mal en Valencia, siempre podría resarcirme allí.

Xavi Lluch dijo...

Venga Rafa!! Seguro que vas a bajar de 1h50'. Entrenando se llega lejos...