lunes, marzo 08, 2010

Media maratón de Riba-roja del Túria 2010: un paseo en barca

(Las fotos son de Tina y Marcelo que, como habitualmente hicieron un estupendo trabajo ayer).

El domingo se insinuó cuando aún en mis oídos y mi cerebro daban vueltas todas las vivencias del concierto del sábado por la tarde – noche.


Tuve un momento de vacilación y la tentación de quedarme en la cama fue grande, pero me levanté porque tenía una cita con la media maratón de Riba-roja del Túria . Creo que es la media maratón menos preparada de mis correrías, pero justo por eso no podía dejar de ir.



Mis intenciones eran ir muy tranquilo, acompañando a Tocha Ysern y a los amigos Dany y Monty, para pasar una matinal tranquila y acabar con la conciencia ídem.



En Riba-roja montan una de las buenas. La organización es esmerada, buena bolsa del corredor, un circuito variado, con partes duras, algo de animación, buenos avituallamientos, en fin una carrera bien chula.



Quizás el día hizo que muchos de los inscritos desistiesen, porque recordaba más gente el año pasado, aun así buena asistencia, con frío se corre mejor.



Lo mejor de los primeros kilómetros fue, como comentaba, la compañía, porque no me encontraba ni medio bien. El cansancio del día anterior hacía mella, sentía muchas molestias, a pesar de marchar muy despacito (en torno a 6:20 min./k). El circuito presenta algunas partes complicadas, una subida de 400 metros en el km. 4 que negociamos bastante bien, pero a esa altura, me doy cuenta que tengo que frenar zancada para mantenerme con mis compañeros, y que se me está cargando la zona lumbar.



Aguanto lo que puedo, de respiración voy bien, así que decido acomodar la carrera más a mi estilo, lo que significa ir subiendo el ritmo, por lo que en unos minutos desaparecen los dolores. Aun así, las piernas no responden mucho, por lo que el ritmo pasa a ser de 5:50 más o menos. El recorrido entre naranjos , bordeando el lecho del río Túria, ayudaba bastante a tener buenas sensaciones y disfrutar del día.



La zona del km. 15 es la que más dura recordaba, por la urbanización Masia de Traver en constante subida. Aunque, una vez terminada, quedaban aun 5 km. bastante interminables por el constante callejeo, pero que a diferencia del año pasado, pude hacer relativamente bien, para acabar en 2:10:54 (real) que constituye mi segunda peor marca en media, pero que realmente me da igual, porque disfruté mucho, la verdad.

5 comentarios:

ofo1965 dijo...

Interesantisima y evocadora crónica Rafa. No me conoces pero ya tienes un nuevo admirador. Espero volver a leer mas relatos como este. Ahh, El blog también me parece interesante de contenidos.
Visita mi blog.
http://convoirunning.blogspot.com/

Pablo dijo...

¡Disfrutar; disfrutar es lo importante!

Pilt Rafa dijo...

Muchas gracias ofo1965, serás un habitual de las carreras porque me suena tu cara. A ver si nos podemos saludar personalmente en una próxima!

Pablo, de eso se trata, claro! Aunque reconozco que soy un poco sobrado, por mucho que fui tranquilo, las agujetas de ayer no me las quita nadie. Hoy saldré a recuperar (¿funcionan estas sesiones de recuperación, por cierto?)

Saludos y gracias!

Pablo dijo...

Sí, sí que funcionan ! Ve despacito y sólo el tiempo que te pida el cuerpo...

ofo1965 dijo...

Bueno Rafa. Corrí en Moncada y no había visto tus comentarios. Espero coincidir en otra.