domingo, octubre 19, 2008

III Árboles y Castillos (la carrera)



Aquí están algunas de las fotos de los Árboles y Castillos... "Mahou Fegue sempre!"

Al fin, el día D y la hora H estaban ahí.

En la jornada del sábado, los chicos y chicas de “Mahou Fegue” completaron una excelente actuación, mejorando las expectativas de todo el mundo y llegando en un 36º puesto de 47 equipos, con tan sólo una llegada “fuera de control” – que no quiere decir que el corredor llegase dando giros sobre si mismo y echando espuma por la boca, cual lugareño poseído cualquiera-, sino tan sólo que el susodicho no entró en el tiempo límite establecido.

Mis temores sobre la etapa que me había tocado en suerte se confirmaron al llegar a la salida por dos causas principalmente:

A – A mi cabeza le dio por multiplicar (si la subida al pico de la Rodana lleva 2 kilómetros de ascensión, y hay 300 metros de desnivel, eso hacen… espera… ya lo tengo… pendiente media del ¡15%!. ¡Gasp y glub!.)

B – En la salida el equipo de Cárnicas Serrano (unos a los que hay que dar de comer aparte) había seleccionado a Luis Félix, uno de los cracks (o el más crack) de los corredores populares valencianos. Eso quería decir que la etapa era de las más duras.
Y yo con mis auriculares de princesita Leia. Horrible.

1 minuto para salir. Repaso mental de estrategia.
- Los primeros 4 kilómetros (llanos) intento ganar algo de tiempo para tener un margen mayor en la subida. Eso sí, tampoco yendo a cuchillo que luego me canso.
- Luego venía la Rodana (2 km.). Perder el menor tiempo posible.
- Bajada larga y toboganes varios (5 km.). Mantener – recuperar – regular
- Subida fastidiada, bajada veloz hacia meta (2,5 km.). A lo que saliese.

Empieza la carrera. En mi ipod una selección la mar de elaborada de canciones correriles, hace fresquito pero no llueve, un día perfecto para correr. Me pongo a ello y los primeros 4 kilómetros me siento bien, aunque algo fuera de forma después de 10 días sin entrenar víctima de los estafilococos. En el punto de inicio de subida le gano 1 minuto al crono establecido. No es mucho.

Pero entonces, ay, entonces, la subida a la Rodana, que consistía en un sendero (por llamarlo de alguna manera) a base de pizarra y rocas varias sueltas, por el que apenas cabía 1 corredor o 1 cabra. Troto, siguiendo a un chico de la línea azul, y me da por mirar el pulsómetro.

Miro la cifra y, escandalizado y sin resuello, me pongo a andar para recuperarme. La pared sigue ante mí, todo el mundo comienza a andar penosamente, de repente veo cabezas desaparecer y un corredor caídos, lo recojo y seguimos para arriba. Las vistas son una pasada… si las hubiese, no se ve nada entre los pinos. Los tobillos me duelen de tanto saltar de piedra en piedra, pero en mis orejas me canta Jimi y eso me reconforta.

20 minutos más tarde llego a la cima, me parto con la estrategia. Ya no llego en tiempo ni de coña, así que sigo para delante habiéndome quitado un peso de encima. La bajada es por un sendero mucho mejor, más ancho y con gravilla.

En esos momentos, mientras corría y una brisa mañanera me refrescaba la cara, tuve un momento de comunión cósmica la mar de chulo, “así que es por esto por lo que la gente se engancha a correr por la montaña”.

Llevo a dos corredores cerca, en las bajadas se me escapan, en las subidas los cazo (se me dan bien las cuestas). Pasamos por el km. 10, la organización es de “chapeau”; en medio del monte siempre hay alguien en las zonas conflictivas que te guía y te anima, además de la correcta señalización.

Subimos por otro sendero pedregoso, que como en la Rodana, están húmedas por las lluvias y eso las hace especialmente peligrosas. Alcanzamos la cima del monte y allá debajo, por fin, Riba Roja.

La bajada es algo confusa, y al llegar a una rotonda, al fin, el polideportivo y la meta. Allí estaba Estrellita y Javi animando, no veo el arco de llegada. ¿Habré tardado TANTO?. De repente un giro y el arco.

Hora y media de etapa y, sobre todo, llegar con una sonrisa, lo mejor de todo.

El resto de la jornada se nos dio bastante bien a los “Mahou Fegue”. Lo que mejor se nos dio fue la paella final en L’Eliana, promesas de repetir el año que viene, pero mejor, mejor no en puestos, sino en coordinación, conocernos todos, etc.

Clasificación general. Hubo equipos que ganaron. Otros que no. Hubo un equipo que quedó tercero, pero que demostró gran irresponsabilidad por no parar a un corredor de los suyos que, con una pájara bestial, se empecinó en llegar a meta en la penúltima etapa. No contentos con no detenerlo “ipso facto”, lo llevaron en volandas a que pasase bajo el arco. Afortunadamente, parece ser que no es grave lo del chico, lo de los que le permitieron continuar sí que lo es.

¿Importa más ganar una carrera que la salud de una persona?

Ya sabéis cuál es la respuesta. Si dudáis, tendríais que plantearos vuestras prioridades vitales.

11 comentarios:

Correoradelamuerte dijo...

¿Qué se hizo 2 etapas el chaval? A los otros no se les había pasado aun la última pájara, y si no, una gracieta "de lo más divertida"..., buf.

Nacho dijo...

Me alegro que alguién ajeno a nuestro equipo (Delta Valencia) también viera que los hechos sucedidos fueron una TREMENDA IRRESPONSABILIDAD por parte de quienes se jugaron la vida de una persona por una miserable carrera.

Al final parecía que eramos nosotros los malos de la película. Y de hecho, la reclamación que hizo que el Carnicas acabara tercero no la pusimo nosotros sino el Correcaminos. En fin... menos mal que al chico no le paso nada. Un saludete!!

Pilt Rafa dijo...

Buen día, correora, no, no, el chico éste era del equipo que iba en primera posición, corrió su etapa al límite (o más allá), y quedó a falta de 1 km. kaput.

¿Cómo llevas la preparación de la Behobia?. El año que viene vamos para allá seguro (creo que el año pasado dije lo mismo, pero esta vez sí que sí)

Bienvenido Nacho, si te sirve de algo te diré que entre la “mayoría silenciosa” de los corredores que no nos jugábamos nada y que estábamos el domingo en L’Eliana, la opinión sobre lo sucedido coincidía con lo que comento. Y no por ganar o dejar de ganar, sino porque aunque los corredores siempre queramos superarlos, siempre hay límites que no deben cruzarse. Y el jugar con la salud (sobre todo cuando no es la propia) es, como dices, una gran irresponsabilidad. Esa conducta no merecía ser premiada en ningún caso.

Muy buen blog el tuyo por cierto; me iré pasando a menudo. ¡Espero verte por aquí!

¡Saludos y gracias a ambos!

Correoradelamuerte dijo...

¡Si yo prospero y tu te abandonas un poco, a lo mejor podremos ir hasta a la par...! ;)

Pablo*NSN dijo...

¡Y yo asustao por un mísero 3% de pendiente! Eres un héroe y un finisher, por mucho fuera de control que te encasqueten. La organización debería flexibilizar los límites de tiempos y sin embargo endurecer las normas en cuanto a las irresponsabilidades que cuentas. (Me tienes que explicar lo de Montpellier).

¡Un abrazo!

Pilt Rafa dijo...

¡Sí, correora!
Seguramente cuando vaya a la Behobia iré con mi "partenaire" de lujo Estre, a la que siempre marco estratosféricos ritmos a tu alcance. O sea que trato hecho :)

Muchas gracias Pablo, que sepas que has hecho feliz a un tipo hoy! Me siento como el Rey de Oros :)

Airin dijo...

Leyéndote me entran mas ganas de salir disparada a entrenar, que envidia me dais!

Pilt Rafa dijo...

Pues nada Airin, es cuestión de ponerse!
De los 14 componentes del equipo, te diría que más de la mitad sólo llevan 1 año o menos corriendo, o sea que lo de entrenar funciona... ahora estamos todos más guapos que nada! ;)

Sylvie dijo...

Joder, pues qué panda mamones con el chico de la pájara!!...qué locos!!

Enhorabuena por lo bien que lo hiciste tú...(sonriendo al llegar, eso es primordial) y lo mejor todavía que lo celebraste con ese paellote...

Que esté el Luis Félix (como quiero a este chaval!!...somos muy amigos y me encanta verle siempre) en un equipo lo complica todo un poco...o por lo menos, acojona.

Besitos a todo el mahou fegue (qué risa de nombre, por cierto).

Pilt Rafa dijo...

Pues sí, Syl, muy fuerte lo suyo. Gracias!!
De hecho, me acordé de ti (un momento, eh?) porque pensé que eres capaz de hacer 42 km. en ese tipo de sendas montañeras, yo al menos tenía que hacer 2 km. jejeje
En serio, admiración máxima por vos!

Me sabe mal por Luis Félix, porque era la gente de su nuevo equipo, y está claro que la actitud de unos no tiene que empañar al resto.

El Mahou Fegue manda !!!

David Rodriguez Roures dijo...

Ante todo la salud de las personas,me alegro que a ti te haya salido bien la carrera,a ver si nos vemos el Domingo en el Pas Ras,un saludo.