lunes, octubre 27, 2008

Gran Fondo Manises 2008




Para fotos de la carrera, pinchar en el blog de Tina (de dónde saqué esta foto: soy el calvillo en penumbra)
Para la clasificación, pinchad aquí.


La noche había sido larga (una hora más larga, exactamente), pero la mañana del domingo llegó con la promesa de un nuevo reto: el Gran Fondo de Manises.
Una carrera que había disputado ya el año pasado, y que siempre me tomo como preparación para las medias maratones de noviembre – diciembre. Además, con el añadido que este año era mi última prueba para completar el Circuito de la Diputación – completado por segundo año consecutivo, ole por mí.

Sueño, así describiría los primeros kilómetros de callejeo por la localidad de Manises, no me conseguí desperezar hasta una cuesta (la única reseñable) de subida hacia la parte de campo a través sobre el kilómetro 4.
A partir de ahí, una travesía la mar de bonita por naranjos, y vuelta a la villa, para tomar una segunda vuelta. Ritmo sostenido, sensación de no ir, aunque el reloj demostraba lo contrario: lo cierto es que clavé las dos vueltas (8,4 km. cada una) a 45 minutos, un ritmo amable con el que espero poder hacer la media de Valencia en torno a los 1:55 sin despeinarme (de hecho, no me despeino, nunca, jejejeje)

4 comentarios:

Correoradelamuerte dijo...

Ésto es correr como quien casca pipas. ¡Qué facilidad para la carrera!

Pilt Rafa dijo...

Bueno, después del domingo de épica, !siempre llega el lunes de agujetas, correora! :)

Pablo dijo...

¿Vuelves a llevar en las orejas las ensaimadas de la princesa Leia?

Pilt Rafa dijo...

Sí, por supuesto, Pablo.

Quedan fatal en las fotos, pero es la única manera de evitar que se caigan los auriculares.